¿Cuál es la moraleja de la fábula La liebre y la tortuga?

La la liebre y la tortuga es un fábula que nos da dos lecciones importantes: la primera es que nunca debemos subestimar a los demás presumiendo de ser mejores, la segunda es que con calma e con paciencia se pueden conseguir muchas cosas. Esopo lo escribió hace siglos, pero su enseñanza sigue siendo válida.